Al correr el riesgo de perder sus propiedades en un periodo de tiempo corto, es necesario aplicar medidas específicas para asegurar el transporte y traslado de mercancías perecederas.


Estas mercancías pueden ser alimentos como frutas, carnes, pescado y lácteos, además, las flores, farmacéuticos, congelados y algunos químicos también pertenecen al grupo perecedero.


Es por ello que deben utilizarse camiones refrigerados para el transporte de mercancía perecedera,  ya que mantiene la temperatura adecuada que cuida este tipo de productos. Gracias al material aislante con el que cuentan los camiones, se evita que el calor del exterior entre a la unidad.


El servicio terrestre se realiza dentro de un mismo país, es decir, a distancias cortas, por lo que una de sus ventajas, son los costos económicos de transportación. Contar con camiones adecuados para el transporte de mercancía perecedera es vital para que los alimentos lleguen en perfectas condiciones. En Transportes Gámez aseguramos el traslado de tus productos y/o bienes.